Científicos descubren un planeta habitable

Hallan en el sistema planetario «Kepler-22» un planeta que puede tener agua.

Nuevo Planeta habitable

El observatorio espacial Kepler encontró en el sistema planetario «Kepler-22», a 600 años luz, el primer planeta situado en la «zona habitable», la región en la que creen que se puede encontrar agua líquida, anunció hoy la NASA en una rueda de prensa.

Los científicos del Centro de Investigación Ames de la NASA anunciaron, además, que Kepler identificó 1.000 nuevos candidatos a planeta, diez de los cuales tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan en la zona habitable de la estrella de su sistema solar. Continuar leyendo «Científicos descubren un planeta habitable»

Descubren el mayor reservorio de agua del Universo

Dos equipos de astrónomos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) encontraron la mayor reserva de agua alrededor de un cuásar -uno de los cuerpos más brillantes y más violentos del Universo- a 12 mil millones de años luz de la Tierra, lo que la hace, también, la más lejana.

La cantidad de vapor de agua es equivalente a 140 mil billones de veces de toda el agua en los océanos de nuestro planeta; su temperatura es de menos 53 grados Celsius y es 300 mil millones de veces menos denso que la atmósfera de la Tierra, pero de 10 a 100 veces más denso que lo típico en las galaxias como la Vía Láctea.

«El ambiente alrededor de este cuásar es único ya que produce una cantidad extremadamente grande de agua. Esta es otra demostración de que el agua está presente alrededor de todo el Universo, desde sus orígenes», dijo Matt Bradford, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA y autor del artículo que aparece en la revista especializada Astrophysical Journal Letters.

Los astrónomos siempre han estimado que el vapor de agua se encuentra desde los principios del Cosmos o Universo distante, pero nunca se había detectado de esta forma antes. Los investigadores del Caltech estudiaron el cuásar APM 08279+5255, que es alimentado por un hoyo negro 20 mil millones de veces más masivo que el Sol y produce energía mil billones de veces de la que genera nuestro astro.

«El vapor de agua es un gas que muestra la naturaleza de un cuásar. En este caso, el gas se distribuye alrededor del hoyo negro en una región gaseosa que abarca cientos de años luz», explicó en un comunicado el JPL.

Medir la cantidad de vapor de agua y de otras moléculas, como el monóxido de carbono, sugieren que hay suficiente gas para alimentar al hoyo negro hasta que crezca seis veces su tamaño. Si esto pasa, gran parte del gas podría condensarse y formar estrellas, explicaron los astrónomos.

El equipo encabezado por Bradford comenzaron sus observaciones en 2008, usando el instrumento llamado Z-Spec ubicado en el Observatorio Submilimétrico del Caltech en Mauna Kea en Hawai, combinando datos que captaba el Combined Array for Research in Millimeter-Wave Astronomy (CARMA) en las montañas Inyo en el sureste de California.

El segundo equipo de astrónomos, esta encabezado por Dariusz Lis, que también utilizaron información del Interferómetro Plateau de Bure ubicado en los Alpes franceses.

Descubren un planeta que vino de otra galaxia

Astrónomos europeos informaron haber hallado por primera vez un planeta en otra galaxia fuera de la Vía Láctea -a la que pertenece la Tierra-, en un informe divulgado en Estados Unidos.

El exoplaneta es ligeramente más grande que Júpiter, que es el mayor del Sistema Solar, y orbita alrededor de una estrella que está a 2.000 años luz de la Tierra.

Se cree que ambos, la estrella y el planeta, son parte de la corriente Helmi, un grupo de estrellas que permanece luego de que su mini-galaxia fuera absorbida por la Vía Láctea unos 9.000 millones de años atrás, señaló el estudio publicado en Science Express.

Los astrónomos pudieron localizar el planeta, bautizado HIP 13044 b, al concentrarse en una «pequeña perturbación en la estrella causada por el tirón gravitacional de un compañero orbital», señala el estudio.

Para ello usaron un telescopio propiedad del laboratorio europeo en La Silla, en Chile, a una altura de 2.400 m y a 600 km al norte de Santiago. El planeta está bastante cerca de la estrella que orbita y sobrevivió una fase en la que su anfitriona pasó por un crecimiento masivo después de haber agotado su provisión de hidrógeno en el núcleo, una etapa que dentro de la evolución de las estrellas se denomina «fase de gigante roja».

«El descubrimiento es particularmente intrigando si se considera el distante futuro de nuestro propio sistema planetario, cuando el Sol también se convierta en una gigante roja dentro de unos 5.000 millones de años», dijo Johny Setiawan, el principal investigador del proyecto del instituto Max Planck de Astronomía.

El exoplaneta (planeta que está fuera del Sistema Solar) completa un órbita cada 16 días, probablemente sea bastante caliente porque está muy cerca de la estrella y tal vez esté en el final de su vida, dijeron los astrónomos.

Glosario

La Silla Paranal Observatory: La Silla Facilities:

La Silla, en la parte sur del desierto de Atacama, a 600 km al norte de Santiago de Chile y tiene una altura de 2400 metros es el hogar de la original de ESO sitio de observación.

Aquí ESO opera tres telescopios principales: el telescopio de 3,6 m, el New Technology Telescope (NTT), y el telescopio Max-Planck de ESO de 2,2 metros. Están equipadas con lo último de los instrumentos del arte ya sea construido por completo por la ESO o por consorcios externos, con una contribución sustancial de la ESO.

Observatorio La Silla está organizando regularmente Visitante Los instrumentos que se unen a un telescopio, por la duración de una carrera de observación y luego se retira del telescopio.

La Silla también alberga telescopios nacional, tales como el telescopio de 1,2 m de Suiza y el telescopio de 1,5 m danés.

Planeta extrasolar:

Se denomina planeta extrasolar o exoplaneta a un planeta que orbita una estrella diferente al Sol y que, por tanto, no pertenece al Sistema Solar. Los planetas extrasolares se convirtieron en objeto de investigación científica en el siglo XIX. Muchos astrónomos suponían que existían, pero no había forma de saber qué tan comunes eran o cómo podrían ser similares a los planetas de nuestro sistema solar. Continuar leyendo «Descubren un planeta que vino de otra galaxia»